miércoles, 28 de diciembre de 2016

¿Cómo es que se han obtenido fotografias de nuestra propia galaxia?

■ Respuesta corta: no son fotografías reales o bien no se trata de nuestra galaxia sino de otra parecida.

■ Explicación

28 de diciembre de 2016 | Todos nosotros hemos fotografiado objetos o personas alguna vez en nuestras vidas, como bien sabemos, para fotografiar un objeto y que éste se vea completo debemos hacerlo desde cierta distancia, por lo cual nos alejamos del objeto hasta conseguir la imagen deseada.

El mismo principio aplicaría para nuestra galaxia, tendríamos que alejarnos tanto de la misma para poder fotografiarla, sin embargo esto es imposible, al menos en nuestros días.

Las distancias en el Universo son sorprendentemente grandes, tan grandes que para movernos de un objeto a otro a velocidades normales, nos tomaría días, meses, años o hasta miles de millones de años, dependiendo del objeto en cuestión, por ejemplo, viajar a la Luna podría tomarnos entre 9 horas y 3 días, si pudiéramos movernos a la velocidad de la luz llegaríamos a la Luna en apenas 1.2 segundos.


Para fotografiar la Vía Láctea deberíamos alejarnos tanto hasta que su imagen cupiera en nuestra lente, pero la Vía Láctea es enorme, de extremo a extremo tiene una distancia aproximada de 100 mil años luz, consecuentemente  deberíamos estar muy lejos para obtener una imagen completa de la misma.

Imagina que quisieras tomar una fotografía de la Tierra, desde la superficie donde te encuentras ahora te sería imposible, para conseguirlo forzosamente tendrías que estar fuera del planeta, lo mismo sucede con nuestra galaxia, tendríamos que salir y estar a una distancia considerable, movernos a tal distancia nos tomaría millones de años viajando a la velocidad máxima que la tecnología actual nos permite.

Por ejemplo la sonda Voyager 1, lanzada al espacio en septiembre de 1977, es el objeto construido por el hombre que más se a alejado de la Tierra, sin embargo ni siquiera ha conseguido salir del Sistema Solar, a pesar de que lleva casi 40 años viajando por el espacio, apenas ha logrado cubrir una distancia de 134 unidades astronómicas, unos 20,100,000,000 km, lo cual no es ni la mitad de un año luz, distancia insignificante en comparación con los cientos de años luz que se necesitan para abandonar la Vía Láctea y lograr la fotografía.

• Conclusión

Cuando se nos muestra una imagen de nuestra galaxia, no se trata de una fotografía real sino de una imagen similar que muestra cómo se vería nuestra galaxia desde muy lejos.

Esta imagen bien puede ser una fotografía de otra galaxia muy parecida a la nuestra, una representación artística o una simulación por computadora. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comparte

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites